logo

Farmacias de turno:

facebook instagram whatsapp twitter
logo
El tiempo - Tutiempo.net

Interés - 20/03/2021

La terrible muerte del hijo de Eric Clapton

El 20 de marzo de 1991, Conor, el hijo de cuatro años y medio del músico, murió al caer al vacío desde un piso 53. El guitarrista, en medio del dolor, se refugió en el arte, grabó el tema en su MTV Unplugged

La terrible muerte del hijo de Eric Clapton

20 de marzo de 1991. Conor Clapton tenía cuatro años y medio. Esa mañana corría feliz por el departamento que su madre ocupaba en el piso 53 de un rascacielos de la calle 57 de Manhattan. El nene jugaba a las escondidas con su niñera. Un empleado del edificio hacía la limpieza del departamento. La mamá de Conor, Lory del Santo, revisaba el presupuesto para la remodelación de su casa en Milán que le había llegado por fax. Estaban haciendo tiempo. En un rato, Eric Clapton, el papá de Conor, los pasaría a buscar para hacer una visita al zoológico del Central Park. Pero de pronto, el repiqueteo corto de las zapatillas del chico sobre la alfombra y las carcajadas cambiaron por gritos desesperados, por aullidos desgarradores. El hombre de limpieza había dejado uno de los ventanales de vidrio abierto y Conor, jugando, tratando de escapar de su perseguidora, cayó al vacío.

Eric Clapton cuenta en su autobiografía que Lory lo llamó por teléfono. No entendía lo que decía la madre de su hijo. El llanto le impedía articular. El guitarrista sólo comprendió: “Se murió, se murió, Se cayó por la ventana”. Él sólo atinó a responder “¿Estás segura?”. Clapton caminó las siete cuadras que lo separaban. Llegó al edificio en menos de diez minutos. A metros de la entrada vio dos ambulancias, un cerco policial y cientos de curiosos. No se detuvo, siguió hasta el ascensor. Pero antes de ingresar a él, tres policías le hicieron unas preguntas. Él las contestó sin pensar, en modo automático, sin sentir nada, sin saber lo que decía, sin querer reconocer lo que había sucedido.

Mientras el ascensor atravesaba los 53 pisos, él mantenía esperanzas. Todavía, todo, podía ser un error, un malentendido, una pesadilla. Pero cuando las puertas se abrieron, la realidad lo aplastó. Lory lloraba a los gritos tirada en el piso, la niñera temblaba acurrucada contra un rincón y varios policías merodeaban por el departamento.

Un año después Eric Clapton trató de calmar su dolor a través de las canciones. Compuso algunos bocetos en pocos días. Uno de ellos se transformó en Tears in Heaven, el mayor éxito de su carrera.

Fuente: Infobae

Compartir en: